Go back
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin
By Author / junio 11, 2015

Estrella de Dinastía: Al igual que millones de mujeres, Yo combatía la calvicie en secreto.

Como Fallon, en la Telenovela Dinastía, Pamela Sue Martin era una de las líderes de la moda de los ochenta, destacada por sus hombreras y enorme cabellera.

En pantalla, la actriz – quien también actuó en La Aventura del Poseídón- y esteralizó como Nancy en Los Chicos Hardy/ Los Misterios de Nancy Drew- aparecía glamorosa.

Pero la realidad era muy diferente.

Pamela Sue, ahora de 54 años, padeció una pérdida de pelo severa que casi la dejó calva. Su larga cabellera era una peluca.

El año pasado, su pelo se estaba adelgazando y temía que podría perderlo todo otra vez. “En los último años”, dijo, “Le había estado diciendo a mi mejor amiga: “Mira mi pelo, se está cayendo”. Ella me aseguró que no notaba la diferencia, pero yo estaba realmente preocupada”.

Pamela Sue heredó el pelo delgado de su padre.

“Mi pelo siempre fue delgado, pero en algunos puntos de mi vida se volvió más severo, como cuando estaba trabajando en Dinastía”, dijo.

“Empezó gradualmente: la línea de mi pelo comenzó a retroceder, y luego tuve delgados parches a través de mi piel cabelluda. Fué completamente traumático”.

“Lo que empeoró las cosas fue que era el tiempo de las cabelleras enormes. Los productores de Dinastía insistieron en que usara una peluca cuando comencé el show en 1981”.

“Soporté ésto por un tiempo, pero unos cuantos meses después vi una de mis fotografias en la portada de una revista. La peluca me hacía lucir como una estrella de country. Me rehusé a usarla nunca más”.

El pelo de Pamela Sue volvió a crecer, pero volvía a caerse nuevamente cada vez que se estresaba.

“Lidiar con la fama cuando era joven fue realmente difícil”, confesó.

“Llegué a Hollywood cuando era una adolescente y pronto me dieron partes en películas. Encontré difícil hacer frente a todo. Era físicamente debilitante, por lo que me volví delgada y estresada. Reaccioné emocionalmente, lo que afectó mi cuerpo”.

Los tres divórcios de Pamela Sue – em 1980, 1984 y 1998- también cobraron su cuota.

“Después de que tuve a mi hijo, que ahora tiene 16 años, me hice casi completamente calva” comenta.

“Afortunadamente, no estaba trabajando frente a las cámaras en ese momento, por lo que me mantuve lejos de los reflectores”.

“Después de unos meses, mi pelo volvió a crecer sin tratamiento, pero me preocupaba que podría quedarme permanentemente calva”.

“Estaba profundamente avergonzada por la pérdida de mi pelo”.

“Ahora, sin embargo, he hecho frente a eso. Muchas mujeres sufren en silencio”.

“El problema es que la información acerca de la pérdida de pelo se centra alrededor de los hombres”.

Todavía la pérdida de pelo es igualmente común en ambos sexos. Millones de mujeres –quizá 6 de cada 10- sufren de adelgazamiento de pelo en algún momento de sus vidas.

La calvicie femenina es usualmente menos aparente que la calvicie masculina, ya que tiende a causar adelgazamiento del pelo a través de todo el cuero cabelludo, en lugar del patrón de calvicie como la tonsura de monje que afecta al hombre. Los hombres también son más propensos de volverse completamente calvos.

El pelo promedio crece 6 pulgadas al año y se elimina después de cuatro años. Normalmente, perdemos alrededor de 70 pelos al día, pero el maquillaje genético, cambios hormonales y el estrés pueden conducir al efluvio telógeno (pérdida de pelo excesiva). 

Las mujeres generalmente experimentan la pérdida de pelo después de dar a luz. Durante el embarazo, el aumento de estrógenos, detiene la cantidad normal de la caída del pelo.

Después, alrededor de dos meses posteriores al nacimiento, los niveles de estrógeno caen, y el pelo que debería haberse perdido durante el embarazo, se cae todo a la vez. El pelo vuelve a engrosar nuevamente alrededor de cinco meses después, cuando los niveles de estrógeno se desequilibran.

La menopasia es otro detonante.

A medida que los niveles de estrógeno disminuyen, la cantidad de andrógenos (hormonas masculinas) se elevan, haciendo que los folículos pilosos produzcan pelo más fino. A veces los folículos pilosos dejan de producir pelo por completo.

Este tipo de calvicie (calvicie relacionada con andrógenos) es la principal causa de pérdida de pelo en el hombre; que afecta a alrededor del 50 por ciento.

Los estudios sugieren que una proporción igual de mujeres puede estar afectada, y en la postmenopausia esta cifra puede ser tan alta como 75 por ciento. El estrés en cualquier momento en la vida de una mujer, puede disparar la producción de andrógenos y como consecuencia, adelgazar y perder pelo.

La dieta también es importante. La mujer en la premenopausia puede sufrir caída de pelo debido a bajos niveles de hierro y vitamina B12, los cuales son necesarios para producir pelo. El Zinc ayuda a absorber otras vitaminas y minerales necesarios en la producción de estas células.

La gente con un índice de Masa Corporal bajo (menor de 18.5) puede también sufrir de caída de pelo, pues ellos es menos probable que consuman suficientes vitaminas y minerales. Esto aplica también a aquellos con desórdenes alimentarios.

Aun si los anoréxicos y bulímicos recuperan peso, su pelo puede que no crezca de nuevo ya que – como algunos expertos piensan- la caída de pelo inducida por la dieta puede precipitar la caída de pelo genética.

El único medicamento con licencia en UK para la calvicie femenina es el minoxidil, que se presenta en forma  de líquido. Fue desarrollado para bajar la presión arterial pero se encontró que también incrementa el crecimiento de pelo. Minoxidil ha ayudado a alrededor del 60 por ciento de mujeres, pero debe ser tomado todo el tiempo.

El año pasado, investigadores italianos descubrieron que una droga llamada finasterida, la cual ya se encuentra disponible en UK para la calvicie masculina, parece ayudar al 62 por ciento de las mujeres que lo toman.

La droga bloquea el efecto de las hormonas androgénicas del hombre. Sin embargo, la investigación está todavía en sus etapas iniciales.

Pero Pamela Sue no quiso la medicación.

“En EU los doctores quieren darte medicinas para cualquier cosa”, ella comentó. “Pero odio la idea de llenar mi cuerpo con medicinas. Siempre he tratado de evitarlas, aun la aspirina.” 

Cuando era una mujer más joven, fue afortunada de que su pelo crecía nuevamente cada vez, pero cuando se aproximó a la menopausia ella se tornó muy preocupada por la pérdida de pelo debida a los cambios hormonales.

El pasado Septiembre, por recomendación de un amigo, empezó a tomar Nourkrin®, un suplemento natural hecho de extractos marinos, sílice y vitamina C. Un estudio independiente reciente encontró que podría incrementar el crecimiento de pelo en un 45 por ciento en seis meses.

Dentro de los primeros cuatro meses de tomarlo, Pamela Sue notó una diferencia.

“Comencé a tomar Nourkrin® con una mente abierta”, ella comentó, “ya que no acostumbro los suplementos. Tomo vitaminas como un acto de fe más que por convicción de que actúen.”

Ella continuo: “Un amigo varón comenzó a tomar Nourkrin® al mismo tiempo y estábamos contentos de comparar el pelo de cada uno.”

“Después de cuatro meses miré en el espejo y pude ver el nuevo pelo creciendo en mi cabeza. A los diez meses, mi pelo es mucho más grueso de lo que había sido en años. El suplemento realmente ha ayudado.”

La caída de pelo no fue solamente un problema relacionado al estrés.

“Durante Dinastía, fui bañada a la intemperie y desarrollé neumonía, ella comento.”

“Tuve fiebre y tos productiva. Tuve que ir al hospital y tomar antibióticos. Me recuperé, pero cuando estoy estresada, contraigo neumonía. La desarrollé inmediatamente después de dejar el programa en 1984 y nuevamente cuando mi hijo cumplió dos años.”

En la cumbre de su fama, Pamela Sue también sufrió de cistitis intersticial, que la dejó en agonía y la forzó a dejar Dinastía.

A diferencia de una cistitis normal, la cual es causada por una infección, la causa de la cistitis intersticial no es totalmente conocida. Una sustancia en la orina puede inhibir el crecimiento de las células en la pared de la vejiga, produciendo irritación y urgencia frecuente de orinar.

“Esto disparó mi interés en salud alternativa”, explica Pamela Sue.

“Ninguno de los tratamientos que me dieron funcionó, así que vi una vía natural.”

La Naturopatía se basa en hierbas y alimentos que estimulan las habilidades de sanar del cuerpo.

Ella recibió un suplemento herbolario llamado kava kava, para aliviar su vejiga y cuerpo.

(Kava kava está prohibido en UK por el temor de que pueda dañar el hígado).

“Lo tomé dos veces al día, dejé Hollywood y traté de llevar una vida más balanceada en el campo”, ella comentó.

Ahora escribiendo su autobiografía, Pamela Sue está con energía y saludable, en parte, – ella piensa – por haber dejado la vida de Hollywood.

“Tiendo a preocuparme por minucias de la vida. Pero viviendo en las montañas de Idaho y habiéndome retirado de la fama, estoy más en armonía con la vida. Como saludablemente, no tomo alcohol y practico yoga”.

Trato de vivir holísticamente y evito la medicina convencional. Si fuera atropellada por un camión, quisiera ir al hospital, pero si algo me preocupa veré a mi naturista”.

“Un naturista una vez me dijo que nunca debería tomar antibióticos excepto que tuviera neumonía, infección renal o alguna otra enfermedad importante. Esa es también mi filosofía”.

• Para más detalles consultar:  www.nourkrin.com.

Fuente: Dailymail.co.uk